¿Cómo forrar un libro?

Sigue esta guía paso a paso.

Forrar los libros y cuadernos es todo un arte. Al principio debes tener paciencia, pero con un poco de práctica te volverás todo un experto y hasta te parecerá divertido. En la mayoría de las escuelas nos dan todas las especificaciones para hacerlo, así que esta vez solo tenemos que encontrar la forma de que sea fácil.

¿Qué necesitas para forrar con éxito?

  1. Papel o plástico: la cantidad depende del tamaño y el número de libros a forrar.
  2. Tijeras: Si vas integrar a los chicos a la manualidad procura que no sean tan filosas.
  3. Scotch tape: Para fijar el papel al libro. Es preferible que la cinta sea transparente, es más fácil de quitar.
  4. Pegamento: Solo si utilizas papel.
  5. Etiquetas: colócalas en una esquina del libro o cuaderno para identificar la materia y a su dueño.
  6. Si además quieres ser un poquito creativo, podrías agregar otros elementos a la cubierta protectora del libro o cuaderno. El uso de papel reciclado también está muy en boga, es una manera de contribuir a la protección del medio ambiente.

 

¿Cómo forrarlos? Aquí las instrucciones 

  1. Medir el forro sobre el libro y dejar 3cm sobrantes de forro. por ambos lados
  2. Quedando con el mismo espacio en la parte superior del libro.
  3. Cortar en ambos extremos con ayuda de tijeras tal como se muestra en la figura.
  4. Se voltea el libro y se corta también para poder doblar con mejor facilidad.
  5. Con ayuda de las yemas de los dedos aplastar firmemente para adentro del libro, en ambos lados.
  6. Doblar en la parte interna en forma triangular.
  7. Asegurar con cinta adhesiva en ambos extremos.
  8. Cortar los sobrantes.

¿Y si se arruga?

Tienes dos opciones para salir del aprieto. Puedes reventar con un alfiler o aguja las bolsas de aire que se forman y luego alisar la superficie con la mano u otro libro.

La otra técnica es planchar la cubierta, así como lo lees, utiliza la plancha tibia y pásala por encima del libro. Si estás usando plástico para el forrado, coloca un pedazo de tela sobre la portada, así el calor no dañará el trabajo y podrás desarrugar con más facilidad.


El libro no cierra 

Dicen los expertos que no esto no debe pasar, un libro bien forrado siempre debe cerrar. Pero pasa y hay que resolver. Puedes colocar el libro o cuaderno debajo de la cama, el peso hará que el doblez se marque y pueda cerrarse con facilidad.
¡Ahora es tiempo de poner manos a la obra! Convierte esta tarea en algo divertido y deja volar tu imaginación con todas las cosas que puedes hacer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s